Nuestro entorno

Casas Señoriales

En la segunda mitad del siglo XIX el pueblo empieza a expandirse y se crean nuevas calles, donde empiezan a construirse unas casas de grandes dimensiones, la cuales pertenecían a las familias adineradas del pueblo. Sus características principales son las fachadas amplias, con portones y ventanas de grandes dimensiones. También disponían de grandes patios donde guardaban a los animales, y las alacenas donde guardaban el aceite.